Desconfiadas

Esas gentes desconfiadas parecen haber puesto en las tapias de su corazón los hirientes trozos de cristal de las bardas.

Publicado en: Blog, Guindas en Aguardiente
Un comentario sobre “Desconfiadas
  1. Fernando Escaned Barbosa dice:

    Cierto, D. Francisco. Podríamos fundar una No-ONG que legítimamante se lucrara de la capitalización de los sentimientos más nobles y desprendidos, titulandola CORAZONES SIN FRONTERAS. ¿Hace?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios recientes
Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

A %d blogueros les gusta esto: