Archivo del sitio

Tipos abominables

Entre los más antiguos se encuentran Platón y Aristóteles. El primero, aunque con melindres, aceptaba que los esclavos eran propiedad de su amo y que por consiguiente podían ser enajenados; para Aristóteles, unos hombres están destinados a la sujeción y otros a mandar, unos son por naturaleza libres y otros esclavos, una situación conveniente y justa. ¿Qué hacemos con estos energúmenos? Derrribar sus estatuas creo que no merece la pena porque es muy probable que les falte un brazo oLee el resto…

Publicado en: Blog, Soserías

El imperio de la Ley

Forajidos hay en la sociedad que se burlan de las leyes o que las estiman pero lamentan su incumplimiento. Hay una literatura de menosprecio a las mismas como la hay también de elogio a sus virtudes. Se habla del “imperio de la ley” como se habla del imperio austro-húngaro o del imperio romano, es decir, como algo monumental, el objeto de estudios minuciosos aptos solo para ser presentados ante los sabios de las ANECACAS, esos sujetos que, por modestia científica,Lee el resto…

Publicado en: Blog, Soserías

Entrevista a don Filibustero

En su despacho del ministerio cuya cartera ostenta nos recibe, con gran amabilidad, don Filibustero Trenzacuentos. Viste de uniforme: pantalón vaquero con un airoso siete en el muslo derecho y otro a la altura de la rodilla izquierda; elegante chaqueta de firma sobre una camiseta negra en la que se lee en letras amarillas “stop nuclear power”. Sobre la imponente mesa ministerial puede verse su face mask. Mantenemos holgadamente la distancia impuesta por las autoridades sanitarias. Don Filibustero tiene unaLee el resto…

Publicado en: Blog, Soserías

¿Desescalada o desescuelada?

Lo de la desescalada no está en el DRAE pero sus doctos redactores la incluirán en breve ya que se oponen a instaurar para los neologismos la práctica, aplicada a los cuerpos de los reyes, del pudridero: unos cuantos años antes de darles la sepultura definitiva. Que, en el caso del neologismo, es su ingreso, después del rodaje entre los riscos y guijarros del habla, en el Diccionario, al fin y al cabo la sepultura más milagrosa que pueden tenerLee el resto…

Publicado en: Blog, Soserías

Un alivio como ministro

De nuevo me veo obligado a salir en defensa de personas bienintencionadas a las que una opinión pública inmisericorde vapulea de palabra porque no puede hacerlo de obra. Es el caso del ministro de Universidades a quien se acusa de cultivar ausencias, de asesinar expectativas, de profesar un silencio misterioso, de practicar en fin un abandono entre bohemio y distante y no sé cuántas otras tropelías.  Es verdad que, cuando su nombre se hizo público, algunos entusiastas le encumbraron aLee el resto…

Publicado en: Blog, Soserías

El argumentario

Desde hace unos años parece que es práctica de los dirigentes de los partidos el envío a sus afiliados de un “argumentario” con el que estos han de hacer frente a las críticas que, desde la sociedad, se dirijan a las medidas adoptadas por aquellos: a tal procede contestar cual y, a cual, tal. Descubrimos así que los dirigentes están convencidos de que sus limitaciones intelectuales y de formación, las de ellos, que son visibles pues que las exhiben sinLee el resto…

Etiquetado con:
Publicado en: Blog, Soserías

¿Diputado o trampantojo?

Todo no van a ser desgracias con el virus, por eso, aunque con esfuerzo, debemos tratar de encontrar algún aspecto positivo que nos permita sobrellevar este trance con menos abatimiento. Creo que el más relevante y el que a la larga mejores frutos va a proporcionar se centra en el Congreso de los diputados. Todos hemos contemplado el hemiciclo casi vacío, con tan solo los portavoces de los grupos interviniendo en los últimos plenos. ¿Ha pasado algo relevante? ¿se haLee el resto…

Publicado en: Blog, Soserías

Programa para después del virus: el sexo

Olvidaremos el virus como ya no nos acordamos de las diez plagas de Egipto, desinfectaremos el escenario, enterraremos a los muertos y por fin volveremos a lo realmente importante, o sea, el heteropatriarcado, la prohibición de los piropos a las mujeres jarifas, el destierro de los toros y de la caza y la autodeterminación de género. Así como en otros achaques nuestros gobernantes pueden ofrecer signos de debilidad, confusión, dolencias visuales o impericia, en los citados son maestros con lasLee el resto…

Publicado en: Blog, Soserías

De pelos y barbas

Procede hoy analizar un problema del máximo interés y de la mayor relevancia para la sociedad, a saber, el de la presentación de nuestro patrimonio capilar que siempre ha sido signo distintivo de las épocas de la historia. Casi se puede decir que esta, la historia y aun el mismo sucederse pausado y contumaz de los siglos, no es más que una excusa para exhibir todos nosotros la conformación de nuestra cabellera. La Edad Media trajo sus peinados como losLee el resto…

Publicado en: Blog, Soserías

El nuevo Código Penal

Es justo el momento de abordar la cuestión. Estamos en pleno debate sobre la reforma del Código Penal para meter entre sus renglones el “sí es sí” o el “no es no”, la verdad es que no me ha quedado muy clara la disyuntiva pero confío en que alguien lo sepa, también para dar un nuevo tratamiento a los golpes de Estado. Respecto de estos, propongo que, cuando alguien perpetre un ataque en toda regla a las instituciones más sagradasLee el resto…

Publicado en: Blog, Soserías
Comentarios recientes
Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.