Archivo del sitio

Liberados y regenerados

A Victoria Prego Se cuenta que, tras la finalización de la guerra civil, a un obispo, animado por sus mejores convicciones humanitarias, se le ocurrió el gesto de girar una visita pastoral a la cárcel sita en su diócesis eclesiástica. Allí, el prelado fue saludando con amabilidad a los reclusos y, cuando tuvo delante a quienes eran presos políticos, vulgo rojos, al dirigirse a uno de ellos, le preguntó: – ¿ Cuánto tiempo lleva usted aquí? A lo que elLee el resto…

Etiquetado con:
Publicado en: Blog, Soserías
Comentarios recientes