Archivo del sitio

Votos como piedras

Siguen los hallazgos idiomáticos en las altas esferas de la política: ya estas Soserías se han ocupado de esas ricas imágenes que son “arrimar el hombro” y “hacer mear sangre” entre otras filigranas de la fecunda expresividad de nuestras élites. Me temo que ahora, al poder utilizar varias lenguas, empezaremos a oír esta sutil forma de largar también en las lenguas reprimidas del Estado opresor y eso que saldremos todos ganando. Que las ganancias sean en alardes de majaderías esLee el resto…

Publicado en: Blog, Soserías

La mortaja

¡Ay, la nostalgia! La nostalgia es prima hermana de la melancolía, de la tristeza vaga, del tósigo que se decía cuando nos dejaban hablar en español, algo que cae del cielo como cae una nube lacrimógena, esas que inundan los prados y lo visten de verdes brillantes, la nostalgia es en fin ¿para qué perdernos en florituras ni rimas? el dolor por lo que se nos ha ido pero sin embargo perseguimos con esperanza. Eso es lo que nos ocurre,Lee el resto…

Publicado en: Blog, Soserías

Alivio

Los españoles no podemos enorgullecernos de grandes aportaciones a la alta política, pero sin embargo en hallazgos menudos somos auténticos campeones. Ya comenté en estas Soserías el referido a la idea de “arrimar el hombro”: desde el poder se pide a la oposición que coja su hombro, que lo tiene un poco desgalichado y desatendido, y le proporcione una ocupación digna, es decir, que lo “arrime”, que lo acerque o ponga junto a otra cosa, que en este caso esLee el resto…

Publicado en: Blog, Soserías

Dos almas

Ahora resulta, lo leemos constantemente, que los partidos políticos tienen dos almas: la liberal y la totalitaria; la socialdemócrata y la filogolpista; la populista y la transversal; la trapacera y la rigurosa … y así seguido. A estas (des) organizaciones se les pueden consentir muchas extravagancias pero esta de las dos almas es ya inasimilable: ¡hasta aquí hemos llegado! De manera que los demás, usted, lector /a / e, y yo mismo, no disponemos más que de una para irLee el resto…

Etiquetado con:
Publicado en: Blog, Soserías

Nihil novum sub sole

La prosa o el teatro antiguo, los clásicos, muy clásicos, los que vienen del mundo griego o latino, ofrecen un carcaj de flechas que conservan la lozanía de lo recién descubierto porque es buena verdad que el ser humano podrá cambiar de vestimenta, llevar barba o andar lampiño, echarse desodorante en el sobaco o abandonarlo al juego de humores y sudores, escribir en tablilla o en tablet pero lo que no nos cambiará nunca es la mala leche, la envidiaLee el resto…

Publicado en: Blog, Soserías

Teoría del escondite

Hubo un tiempo en que se abría la ley de montes y se podía leer asuntos relativos a su propiedad, sus usos, sus planes dasocráticos y sus incendios y lo mismo ocurría con la de aguas llena de concesiones, servidumbres, obras, ciclos hidrológicos y demás. Esta certidumbre respecto de lo que una ley contenía llevaba al aburrimiento, a la desesperación emocional, de ahí la cara de acelga que se nos quedaba a los juristas y los bostezos contumaces que componíamos.Lee el resto…

Etiquetado con:
Publicado en: Blog, Soserías

Defecaciones como palabras

A los vejestorios nos cuesta cambiar de costumbres, de amigos, de yogur y de vocabulario. Para mí las rutinas son como las articulaciones, de ahí que les tribute reverencia litúrgica. Creo que “toda novedad es desatino” y a este principio constitucional me atengo para conducirme con prudencia.    Por eso me sorprenden las personas mayores prontas a adoptar palabras que no han usado en su vida, por parecer jóvenes o por abrazar la causa del papanatismo, líquido amniótico en el queLee el resto…

Publicado en: Blog, Soserías

Aplausos

Los aplausos se dividen en dos grandes grupos: los dignos y los indignos. Son los primeros aquellos que se dispensan a un actor de teatro al que vemos recitando los versos de una comedia de Lope de Vega o a una soprano cantando el aria “Ah, non credea mirarti” de “La sonámbula” belliniana. O a un torero que, con las zapatillas fijas en el albero, recibe a un toro engallado de quinientos kilos con unas verónicas plenas de sol yLee el resto…

Etiquetado con:
Publicado en: Blog, Soserías

Tópicos

¡Ah, los tópicos! Gracias a su ayuda, administrándolos con astucia, el político apuntala su poder pero es a base de poner cerco al razonamiento y hundir la capacidad argumental. El tópico es la sepultura del talento. El tópico arrincona la observación libre de la realidad, aniquila la reflexión y crea muros espesos y negros. El tópico lesiona, deforma, ulcera, hiere y estraga. Simplifica la mente de su víctima y le cierra el horizonte porque es escollo, lugar de cocción deLee el resto…

Etiquetado con:
Publicado en: Blog, Soserías

Corte de mangas

A pesar de todo no estamos contentos los españoles. Es verdad que hemos derogado las leyes biológicas por su pertinaz naturaleza de incordio. Y de aburrimiento. Que un ser humano tuviera que pasar toda la vida ejerciendo de varón sin poder probar las mieles de la condición femenina o viceversa, ha sido un castigo que hemos sobrellevado porque somos sufridores y algo serviles. Pero se convendrá conmigo que tanta inflexibilidad a lo largo de los años nos ha producido empacho,Lee el resto…

Publicado en: Blog, Soserías
Comentarios recientes