Decreto contra los músicos hueros

Por el sufrimiento que a diario proporciona la existencia de conjuntos musicales hueros, insustanciales y hebenes,tengo a bien dictar el presente Decreto contra los dichos conjuntos mandando a todas nuestras autoridades acatarlo y hacerlo acatar:

1.Se prohibe para los mismos la utilización del adjetivo «musical» pues éste debe quedar reservado para designar el arte de combinar ritmicamente los sonidos y su actividad resulta en todo extraña a este artístico y placentero empeño.

2.Se les prohibe asímismo la denominación de «conjuntos» debiendo ser tratados como «partidas» por ser más congruente con su carácter de cuadrilla de gente armada que, en lugar de armas aventajadas y dañosas como espadas,trabucos y pistoletes, empuñan aparatos cuya altisonancia se alonga por efecto de cables,electrodos y crueles altoparlantes llevando el desasosiego a los honrados y pacientes súbditos de esta España coronada.

3.Estas partidas destempladas y chirriantes abonarán en moneda nacional una multa por cada actuación como castigo a las molestias que ocasionan y en divisas si tienen el descaro de cantar en extranjeras lenguas siendo oriundos de alguna villa o territorio de la ibérica tierra.

4.Sepan las partidas que procedan de aquellos lugares ultraoceánicos que se expresan en inglés que tal idioma no es entendido por la inmensa mayoría del buen pueblo español,inhábil para aprender tal lengua por más bienintencionados esfuerzos que al respecto hace.Sólo que para no parecer lugareño ni palurdo afecta entendimiento de aquello que para él es en rigor zurrido de jerigonzas.Por todo ello,es decir,por traer tan babélica confusión a estas apacibles tierras, serán atormentadas obligando a oir a las unas las creaciones de las otras.

5.Se sancionará con la obligación de escuchar un disco publicado por una de estas partidas a todo alcalde que, aprovechando los caniculares bochornos y utilizando el dinero sacado a los resignados súbditos de esta monarquía a través de arbitrios,portazgos y alcabalas lo destine, con motivo de la celebración de las patronales fiestas, a pagar estos exabruptos, que llevan la zafiedad a púberes intelectos y destruyen el ocio de mercaderes, sastres, procuradores, escribanos, cirujanos,boticarios, artilleros e incluso clérigos.

6.Se sancionará con la lectura de un libro a todo director de cadena de televisión pública o privada que divulgue,propague o difunda en programas especiales o de relleno cualquier muestra de la bazofia a que el presente Decreto hace referencia.

7.Los físicos,médicos,cirujanos o letrados que en sus laboratorios o consultas hostiguen con la audición de estas chabacanas muestras del intelecto a los desdichados que se ven en la ineludible obligación de acudir a ellos serán castigados con una inspección llevada a cabo por los inspectores y veedores de la   Real Hacienda.

8.De igual forma,los medios de transporte público que aprovechen la obligada permanencia de los viajeros para lacerar sus oidos con los bufidos de estas partidas serán sancionados con la obligación de llegar a la hora a sus destinos.

9.Los dueños y propietarios de las casas de comidas y figones que arruinen los deleites gastronómicos con la obligada escucha de estos energúmenos,quedan inhábiles para usar el tratamiento de don, no tomarán vacaciones hasta la cuarta progenie y quedarán equiparados a infractores de las reglas del ayuno y la abstinencia y,como tales,serán denunciados al ordinario del lugar.

10.Mando por último que el papel utilizado por estas partidas para sus horrísonas composiciones sea destinado al aseo de las antífonas o nalgas y que los huesos de sus individuos,cuando Nuestro Señor les llame, no se acojan jamás a tierra sagrada.

Todas las cuales cosas ordeno a nuestras justicias guardar y hacer guardar con el rigor que es costumbre en las tierras de nuestro amado monarca.

Publicado en: Blog, Soserías
Un comentario sobre “Decreto contra los músicos hueros
  1. -A mi me gusta la música.
    -¿de verdad? eso está muy bien ¿Qué tipo de música te gusta?.
    -Toda, todo lo que suene me gusta.
    -¿te gusta el pedo de vaca o de cochinillo?.
    -También.
    -Pero hombre pero si eso no es música.
    -Pero es sonido.
    -Sí sonido desde luego es….
    -Pues ya está.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios recientes
Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

A %d blogueros les gusta esto: